RECUERDOS DE UN PASADO NO MUY LEJANO

cerrojos fac

El otro día recibí un aviso para poner en uso unos buzones que llevaban sin utilizarse mucho tiempo, puesto que, el portero era quién distribuía el correo, y este señor se había jubilado.

Los buzones en cuestión eran muy antiguos, pero como no se habían usado nunca estaban flamantes. El trabajo consistía en abrirlos todos y cambiar las cerraduras. No todo en este trabajo es abrir cajas fuertes y puertas de alta seguridad.

Lo sorprendente y curioso en este caso no era el trabajo en cuestión, sino la publicidad que apareció dentro de los buzones. Era como trasladarse 30 años atrás…vales descuento de 4 pesetas, propaganda electoral del año 82, etc. Entre todas estas cosas lo que mas llamó mi atención fue el anuncio que había pegado en todos los buzones y que es la imagen que encabeza este texto.

Entonces pensé que después de tanto tiempo, el cerrojo sigue siendo el argumento mas recurrente a la hora de reforzar la seguridad de una puerta. Otro punto de anclaje, otra llave…son muchos los recursos del uso de un cerrojo para instalar en una puerta. Y aunque en el mercado existen elementos mas sofisticados, los clientes siguen pidiendo

quiero que me ponga un cerrojo FAC

 

 

VAMOS A DARLE UN PORTAZO AL MALTRATO

Convenio UCES

Creo que la mejor manera de comenzar este blog es solidarizándonos con todas las víctimas de violencia de género y aportando nuestro granito de arena a extinguir esa plaga que nos acecha.

Quiero desde aquí hacer un llamamiento para que todos los compañeros cerrajeros se unan a esta labor social que hemos emprendido desde UCES de una manera desinteresada. Y quiero hacer hincapié en esto, porque no es la primera vez que desde el desconocimiento hay quién piensa que las actuaciones que hacemos, y aquí en Córdoba ya son mas de 20, los organismos oficiales nos pagan el servicio. Sobre todo los agentes que nos acompañan.

Para dejar las cosas claras he de decir que el servicio de cambio de cerradura a las personas en situación de alto riesgo, y siempre desde el marco legal y situación de precariedad es absolutamente gratis. El coste lo asume la persona que interviene, es decir el cerrajero que cambia la cerradura.

Quiero pues pedir a las salas de atención telefónica de Policía Local, Policía Nacional y Guardia Civil que recuerde que igual que estamos para colaborar, también estamos para esos avisos que llegan solicitando los servicios de un cerrajero.